Semana 30 de Embarazo

Abril 14, 2017

embarazo semana 30

Ya van 30 semanas, y cada día se hace más real. Es un sentimiento que me parece imposible de explicar. Siempre he sido una persona ambiciosa que quiere descubrir de todo, probar todo y siempre actúo por prontos. Pero nunca, NUNCA en la vida, había deseado tanto algo.

Es una ilusión tremenda, que solo de pensarlo me hace sonreír como una tonta. No puedo esperar el día a sentir a Chloe en mis brazos. Aún me quedan 10 largas semanas y cada vez que voy a algún lugar con tiendas solo me apetece mirar cosas de bebé. Lo último por lo que me he ilusionado y que estoy obsesa es una cuna de Chicco que se pega a la cama para poder dormir con ella cogida de la mano. En ingles se llama “bedside cot” no se como se dirá en español..pero vamos, que es una maravilla!

¿Cómo me siento en la semana 30 de embarazo? 

Pues ya no tan cómoda como lo estuve en el segundo trimestre. Las patadas, codazos y puñetazos que pega ya duelen bastante. Ya no se sienten como pataditas, sino movimientos enteros.

Ya me siento super pesada y cansadísima. Para colmo, me entra un desvelo por las noches que no entiendo. Hasta hace un par de semanas dormía como un osito, del tirón. Ahora me desvelo a eso de las 2-3am y me cuesta volver a quedarme dormida. ¿Por qué? ¡Pues ni idea!, según he leído, a medida que se acerca la fecha del parto tienes más ansiedad y nervios y tu cabeza no para de dar vueltas (eso es totalmente cierto en mi caso).

¿Y el deporte?

En cuanto al deporte, no me voy a engañar… Siempre pensé que iba a ser super fit, levantando pesas hasta el último día. Pues no, mentira cochina. Eso sí, he de admitir que le he cogido afición al yoga. Intento practicar yoga entre 3-4 veces a la semana. Tengo guardadas 3 sesiones que me encantan de youtube (dejo los links más abajo). La verdad que me relaja muchísimo y noto como se me estiran los músculos de mi cuerpo. Sobre todo en días donde te duelen las piernas y la espalda (muy habitual también últimamente). Noto que el yoga me ayuda muchísimo a relajarme.

También trabajo 9 horas + 3 horas de transporte diarias. Personalmente, no es por ser quejica (que también lo soy), pero me parece mucho tiempo 12 horas para después llegar a casa y ponerte a entrenar. He decidido por primera vez en mi vida escuchar a mi cuerpo de verdad y hacer lo que me pide. Aún así, tengo muy claro que volveré a la rutina desde que pueda para poder recuperar el cuerpo que tenía, eso no lo dudo. No sabes lo que echo de menos unas pesas y una barra.

Por lo demás…

De resto no tengo muchos más síntomas. Aveces me da por llorar sin motivo alguno. Mi pareja ya me conoce bien y enseguida se acuesta a mi lado, me abraza y me dice cosas bonitas para relajarme.

Sinceramente no se qué haría sin él durante el embarazo. Ha sido mi mayor apoyo, ha estado siempre ahí y se ha encargado él de todas las tareas de la casa, incluidas las comidas. ¡Le debo la vida en este embarazo!

Hay días que siento que Chloe no para de moverse, y otros, de repente, no se mueve casi nada. Esto me pone de los nervios, porque me preocupo y pienso que le pasa algo. Creo que es algo que tengo que aprender a controlar en estas últimas 10 semanas. Según me ha dicho la doctora, con tal de que sientas que se mueve unas 10 veces al día no tengo por qué alarmarme. Creo que Chloe supera esa cifra con creces.

Y se me olvidaba decir que la semana que viene empiezo las clases de preparación al parto ¡Qué nervios y que ganas a la vez! Ya solo faltan 10 semanas…

Ver también:

Semana 32 de Embarazo

Semana 34 de Embarazo

Semana 36 de Embarazo

Ejercicios de yoga:

Rutina de yoga 1:
https://www.youtube.com/watch?v=MCSFobwvQTg

Rutina de yoga 2 (hago el capítulo 2 primero y el cap 1 después):
Cap 2: https://www.youtube.com/watch?v=nxrT_DgEroQ
Cap 1: https://www.youtube.com/watch?v=B87FpWtkIKA

firma

You Might Also Like